Análisis de la falta antideportiva para parar el contraataque

En plena efervescencia con los cambios en la normativa de los pasos, este artículo tiene el propósito de analizar el sustancial cambio que supuso la introducción de la falta antideportiva cuando un jugador quiere parar un contraataque.

El reglamento actual afirma que una falta antideportiva es una falta de jugador con contacto que, a juicio de un árbitro, es un contacto del jugador defensor sin un intento legítimo de jugar directamente el balón dentro del espíritu y la intención de las reglas causando un contacto innecesario para detener el contraataque o el progreso del equipo atacante en transición. En caso del contraataque, es bastante simple la interpretación arbitral de la situación. Hay dos premisas claras que el árbitro tiene en cuenta para pitar falta antideportiva cuando un jugador progresa rápidamente hacia el campo ofensivo en una situación de contraataque:

  • No hay intención de jugar balón
  • El contacto se produce de manera lateral o trasera con el jugador que maneja el balón.

No tenemos acceso a manipular la correlación entre el número de faltas antideportivas y las acciones de tiro en contraataque, cosa que nos daría que relación habría directamente entre la nueva normativa y el incremento de las acciones de contraataque por parte de los equipos. Por lo tanto, vamos a analizar los números de los datos que sí disponemos (gracias a Synergy) de las últimas temporadas:

TEMP

%Poss Poss Points Points/
game
PPP FGM FGA FGA/
GAME
GAMES POS/
GAME
FGA CTQ/
%POSS
2012-13 9,69% 4869 5571 9,1 1,144 2090 3567 5,83 612 82,12 7,10%
2013-14 10,89% 5421 6341 10,4 1,170 2338 4022 6,57 612 81,33 8,08%
2014-15 9,51% 4705 5396 8,8 1,147 2033 3504 5,73 612 80,86 7,08%
2015-16 10,03% 5015 5791 9,5 1,155 2102 3561 5,82 612 81,74 7,12%
2016-17 10,87% 4899 5550 10,2 1,133 2082 3620 6,65 544 82,86

8,03%

Primero haremos un análisis de los números totales sumando todos los equipos. Si analizamos estos números, nos percatamos que ha sido de las temporadas que más posesiones se han jugado de contraataque, concretamente el 10,87% del total de los equipos. Un poco por encima está la temporada 2013-14 con 10,89% de las posesiones en transición. Ya con este dato podemos intuir que se han jugado más contraataques en esta temporada. Pero obviamente las faltas en contraataque también forman parte de las posesiones, por lo que debemos sacar de las posesiones las faltas y solamente focalizar en los tiros. En este caso, también en estas dos temporadas se ha tirado más en contraataque que el resto de posesiones. Son las dos únicas que superan el 8% mientras que en las otras tres tiene poco más del 7% de posesiones.

grafico1

El siguiente paso es relativizar el uso de las posesiones al número de balones robados ya que en su mayoría las faltas para parar el contraataque se usan tras balón robado ya que la ventaja es mayor. Por lo tanto, suponemos que a mayor número de balones robados, mayor número de contraataques. No consideramos los balones perdidos ya que no todos ellos fuerzan un ataque rápido sino nos centramos en los balones robados. Entonces, lo que vamos a realizar es normalizar los datos al 10% de balones robados y aquí están reflejados los datos.

TEMP

FGA CTQ/
%POSS
FGA CTQ/
%CTQ
BR/BP BR %BR/

POSS

FGA CTQ/
%POSS relativo
10% BR/POSS
INCREMENTOA LA TEMP. ANTERIOR
2012-13 7,10% 73,26% 0,56 4686 9,32% 7,61%
2013-14 8,08% 74,19% 0,59 4612 9,27% 8,72% 14,56%
2014-15 7,08% 74,47% 0,57 4535 9,16% 7,73% -11,40%
2015-16 7,12% 71,01% 0,57 4660 9,32% 7,64% -1,10%
2016-17 8,03% 73,89% 0,51 3751 8,32% 9,65%

26,29%

En este caso, nos damos cuenta que la temporada anterior es aquella que menos balones se han robado por el conjunto de las posesiones y con bastante diferencia. Concretamente el 8,32% posesiones han acabado en balón robado, lo que implica casi, un 1% menos que las 4 temporadas anteriores. Normalizar al 10% de balones robados significa multiplicar todo por un coeficiente para que los balones perdidos lleguen al 10% en cada una de las temporadas. De esta manera, el porcentaje de tiros de campo de contrataque respecto al número de posesiones aumenta de manera que en el 2016-17 sería del 9,65 en caso de haber recuperado el 10% de balones. Esto implica casi un 1% más que en la temporada 2013-14 y un 2% que en las tres de las cuatro anteriores. Si lo realizamos respecto a la anterior se han incrementado un 26,29% tiros de campo en contraataque, lo que es un aumento considerable.

grafico2

En conclusión, EN LA ÚLTIMA TEMPORADA SE PRODUCE UN AUMENTO DE TIROS EN CONTRAATAQUE. No podemos asignar solamente un motivo al hecho que se haya lanzado mucho más en contraataque ya que no disponemos de los datos de la falta antideportiva, lo que sería definitivo para afirmar. Puede haber muchos motivos del aumento de los tiros en contraataque como el nivel de los jugadores o la táctica de los entrenadores, pero se intuye que una gran parte causal es gracias a la prohibición de parar el contraataque mediante la falta.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s